Seguro Todo Riesgo Equipo de Contratistas (TREC)

Cubre los daños o pérdidas de los equipos o maquinarias autopropulsadas que ocurran como consecuencia de hechos accidentales, imprevistos y repentinos, principalmente por colisión con objetos en movimiento o estacionarios, volcadura, descarrilamiento, deslizamiento de tierra, caída de rocas, negligencia, impericia; mientras se encuentren trabajando o no, o cuando se encuentren en proceso de limpieza o revisión.

Este seguro va dirigido principalmente a empresas contratistas que se dediquen a la construcción y que deseen cubrir su patrimonio.

Tu Broker de Seguro te asesora"
Seguro Todo Riesgo Equipo de Contratistas   (TREC)
Cotiza
de forma gratuita aquí

Estaremos proporcionándote la información que necesitas.

Coberturas

Esta póliza cubre las pérdidas o daños directos accidentales de la maquinaria o equipos de construcción en una obra específica por cualquier causa externa. Los principales riesgos cubiertos son:

  • Colisión
  • Volcadura
  • Hundimiento de terreno
  • Deslizamiento de tierra
  • Descarrilamiento
  • Incendio y/o rayo
  • Accidentes derivados de descuido, impericia o negligencia del operador
  • Accidentes durante su tránsito en la obra
  • Robo y/o asalto
  • Inundaciones, maremoto, huracán, terremoto, temblor u otra convulsión de la naturaleza.

Exclusiones

Al ser un seguro denominado “A todo riesgo”, cubre cualquier siniestro excepto los que explícitamente se excluyen:

  • Acto intencionado o negligencia grave del asegurado
  • Desgaste por uso normal, erosión, corrosión, derrumbe, oxidación, incrustaciones
  • Daños por sobrecarga de los bienes asegurados
  • Defectos ya existentes al contratar la póliza
  • Guerra, invasión , sublevación, revolución y otros conflictos político sociales
  • Lucro cesante, demora, paralización del trabajo sea parcial o totalmente
  • Pérdida de combustible, lubricantes.
  • Aquellas partes que son materia de desgaste continuo y que requieren reposición periódica tales como bandas y correas de transmisión, cadenas y cables de acero, bandas transportadoras, filtros y tamices, neumáticos entre otros.
  • Pérdidas o daños de los cuales fuera responsable el fabricante.
  • Reacciones nucleares, radiación nuclear y contaminación radioactiva.